Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies

Playa de Palma

Playa

Platja de Palma es el tramo de costa de mayores dimensiones de la capital del archipiélago balear (4,6 kilómetros de longitud, divididos en 15 balnearios), situada a 14 kilómetros al este de esta localidad, aunque su último tramo pertenece al municipio de Llucmajor. El nombre de Platja de Palma fue establecido por la sociedad Mar de Mallorca que se encargaba de la explotación de la playa (hamacas, sombrillas, bares y chiringuitos) para unificar bajo una denominación a Cala Estància, Can Pastilla y s'Arenal. Su costa es de arena fina y presenta muy poco desnivel, facilitando el baño a los más pequeños.

Su instalación portuaria más cercana es el Club Nàutic s’Arenal, a 2,5 millas marinas de su vertiente occidental.  

S'Arenal sufrió la destrucción de la vegetación propia del ecosistema dunar que retiene la arena, desapareciendo casi por completo el año 1989. Para su recuperación se reintrodujeron más de 400.000 toneladas de arena que han dado lugar a sus espectaculares dimensiones actuales. Paralelo a la costa se levanta la mayor concentración hotelera de Mallorca y de las más importantes del Mediterráneo. Entre 1960 y 1968 se edificaron la mayoría de los hoteles y su primera línea se remodeló a finales del siglo XX, construyéndose un paseo marítimo con palmeras y limitándose el tráfico rodado.  
El acceso por carretera es sencillo, aunque el aparcamiento cercano a la costa es inexistente. Por esta razón, se recomienda el uso del transporte público, puesto que la parada de autobús más próxima se encuentra a 50 metros.