Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies

Fundació Pilar i Joan Miró

Museo

Desde 1956 hasta su muerte en 1983, Joan Miró fijó su residencia en la isla de Mallorca, donde desarrolló una abundante labor creativa. Los fondos del museo se componen, principalmente, de las numerosas obras que donó el propio artista, procedentes de los cuatro talleres que poseía en Mallorca. Las piezas de la colección incluyen, sobre todo, pinturas, dibujos y obra gráfica, entre otros materiales. También se conserva un importante fondo documental y en los jardines se pueden admirar algunas de las esculturas de Miró. El edificio donde está instalada la Fundación es un diseño del arquitecto español Rafael Moneo. En total, los fondos de la Fundación están compuestos por 118 pinturas sobre tela, 275 obras realizadas con técnicas diversas sobre diferentes tipos de soporte, 1.512 dibujos y 35 esculturas, así como obra gráfica. La riqueza de la colección traduce la variedad de técnicas, materiales y procedimientos que Miró utilizó y facilita la reconstrucción de su proceso creativo. Los numerosos proyectos de pintura, escultura, cerámica, murales, obra gráfica y tapices testimonian la creatividad de Miró en la última etapa de la su vida. El espacio cuenta con 3 salas expositivas: Son Boter, una casa mallorquina de finales del siglo XVIII y que el artista utilizó como segundo estudio de pintura y escultura; el Taller Sert, estudio diseñado por su amigo y arquitecto Josep Lluís Sert y construido en el año 1956, y finalmente el edificio Moneo, sede de la Fundación, diseñado por Rafael Moneo e inaugurado el año 1992. Las dos primeras construcciones han sido declarados Bien de Interés Cultural (BIC).